Hikari Ōe

Por qué es tan importante cómo miras a tu hijo. Álex Rovira, escritor y divulgador.

Canal Youtube : #AprendemosJuntos

Hikari Ōe (Ōe Hikari, nacido el 13 de junio de 1963) es un compositor japonés que tiene autismo. Es hijo del escritor y ganador del Premio Nobel Kenzaburō Ōe.

Hikari Oe nació con unas discapacidades en su desarrollo cuya evolución le habría llevado a la muerte. Los doctores trataron de convencer a sus padres de dejarlo morir, pero ellos desistieron. Tras una operación, permaneció con discapacidad visual, retraso en el desarrollo, epilepsia y una coordinación física limitada. Tampoco podía hablar mucho.

Se dice que Hikari paseaba con sus padres cerca de su casa y oyó el cantar de un pájaro. Hikari lo imitó con gran precisión. Sus padres quedaron fascinados. Le compraron grabaciones de audio con cantares de pájaros, gracias a los cuales aprendió. Así fue como tuvieron la idea de contratar un profesor de música para Hikari. Sus padres contrataron entonces a la profesora de piano Kumiko Tamura para su hijo. En vez de hablar, Hikari comenzó a expresar sus sentimientos a través de la música y mediante composiciones musicales. Con el tiempo, se le enseñó solfeo.

Kenzaburō Ōe ha acreditado a su hijo como su influencia en su carrera literaria porque él intentó dar a su hijo «voz» a través de la escritura. La bibliografía de Kenzaburo Ōe siempre ha sido mencionada por críticos literarios como una referencia a su hijo. En 1994, Kenzaburō Ōe ganó el Premio Nobel de Literatura.

Primavera, verano, otoño, invierno… y primavera.

La naturaleza es la que marca el ciclo del aprendizaje. Con el paso de las estaciones los dos monjes que viven en un monasterio flotante, aislado y rodeado de agua y montañas, experimentan diversas sensaciones. El menor, que ha de pasar una larga estancia en este místico lugar, emprende su camino a la madurez por la vía de las cuatro estaciones. En este tranquilo lugar pasa de la inocencia de la infancia a la búsqueda de sí mismo, con la tranquilidad y la paz que ello conlleva. No obstante, ni estos religiosos son capaces de dominar los altibajos de la vida y experimentarán momentos turbulentos. La llegada de una bella mujer a la isla despierta en el joven monje sentimientos desconocidos hasta la fecha.

«Deportes sin Límites»

A todas nuestras amigas y amigos aventureros de NTV y amantes de las disciplinas deportivas extremas, los invitamos a disfrutar de un nuevo y entretenido programa.

Se trata de «Deportes sin Límites«, espacio conducido por la periodista Natalia Pereda, quien nos exhibe y nos invita a ser parte de grandes historias de disciplinas deportivas de alto riesgo.

En este episodio, nos invita a aguantar la respiración lo que más podamos bajo el agua para conocer la disciplina de la Apnea.

Este deporte pone a prueba los límites del organismo para permanecer en las profundidades, donde la marca mundial es de 11 minutos y 34 segundos y mientras que existe el récord de sumergirse hasta 214 metros bajo el mar aguantando la respiración.

Conoce estos y otros increíbles datos de la Apnea en «Deportes Sin Límites».

https://www.tvn.cl/ntv/home/en-ntv-invitamos-a-los-amantes-del-riesgo-y-la-adrenalina-a-disfrutar-de-deportes-sin-limites-5239612

MIguel Lozano – Apneista (Entrevista)

12 personas han pisado la luna en toda la historia de la humanidad, sólo 6 han descendido hasta los 120 metros. Miguel Lozano, es un apneista profesional y doble subcampeón del mundo en dos de las tres disciplinas de profundidad -peso constante sin aletas e inmersión libre- en el Campeonato del Mundo AIDA de profundidad de Chipre en 2015. El 30 de Mayo de 2016 se sumergió hasta los -122 metros de profundidad en Inmersión Libre durante el campeonato Caribean Cup en Roatán (Honduras), un logro que en la actualidad lo sitúa como la segunda persona más profunda del mundo en esta disciplina, a tan sólo 2 metros del actual Récord Mundial (-124m). También ha sido el primer español en llegar a la cota de -100mts en la modalidad de peso constante (aleteando) y -76mts sin aletas. Miguel Lozano nació en Montgat, al lado del Mar Mediterráneo. Precisamente fue el mar lo que marcó su carrera deportiva desde muy joven. Aficionado al buceo, a la pesca submarina y a la natación, practicó todas las disciplinas que tuvieran al mar como protagonista hasta que tuvo un primer encuentro con la apnea deportiva, momento que cambiaría definitivamente su vida.

La importancia de la formación en la Apnea

12 personas han pisado la luna, solo 6 han bajado a -120 mtrs. de profundidad con una sola respiración.

En este video Miguel Lozano, español y uno de los 6 hombres que ha bajado más de 120 metros, nos cuenta porqué es necesario formarse como apneista con instructores experimentados.

Si te interesa hacer un curso nivel básico o avanzado y entrenar en Chile puedes solicitar información a:

mario@buceoapulmon.cl

http://www.buceoapulmon.cl

Angela Bandini – 107 metros (1989)

Ángela, la reina del abismo que venció a Mayol, cumple 60 años.

Angela Bandini fue una de las pocas mujeres que logró vencer a los hombres en el deporte. Aquí está su historia en un artículo escrito en 2011 en Corriere Romagna.

RIMINI. En octubre de 1989, una chica de Rimini de apenas un metro y sesenta de estatura acaba en periódicos y televisores de todo el mundo: ha establecido un nuevo récord mundial de buceo alcanzando los 107 metros de profundidad en flotabilidad variable. Enzo Maiorca y Jacques Mayol se cancelan.

El 2 de octubre había establecido el récord femenino y al día siguiente, sorprendentemente, también le gana a los hombres. Un acontecimiento trascendental. La «Reina del abismo», como la bautizan los medios de comunicación, es Angela Bandini. «En realidad», agrega Ángela, «había bajado a 111 porque la cuerda se había alargado, pero el récord se hizo oficial en 107».

El sueño de las olimpiadas

¿Cómo comenzó? «Estaba haciendo gimnasia artística, quería ir a los Juegos Olímpicos. Luego me rompí el brazo y tuve que rendirme. Fui una chica decepcionada porque mis sueños se rompieron. Yo era un alma dolorida que buscaba el sentido de la vida. Entonces, casi por casualidad, comencé a frecuentar el delfinario y el mundo de los delfines. Poco después de la llegada de Jacques Mayol y Folco Quilici, estaban trabajando en un documental. Querían filmar una escena con los delfines y una modelo que venía con ellos. Pero se asustó y me pidió que ocupara su lugar. Así fue como empezó una nueva vida para mí ».

Alrededor del mundo. Ángela tenía solo 17 años. Y es precisamente en este período que realiza las reuniones más importantes. Uno ante todo: Leo Amici, el maestro de la vida que creó, apoyado por Maria Di Gregorio, la fundación del Lago de Montecolombo luego realizada por Carlo Tedeschi, una realidad en la que el campeón de buceo estuvo involucrado desde el principio. Angela es aún menor de edad cuando se va a viajar por el mundo con un equipo japonés que está filmando un documental sobre apneístas (“Glaucos”): Grecia, Indonesia, Japón y muchos otros países acaban en los ojos de la niña de Rimini. Aprende a trabajar en la sala de control, modelar y nadar … nada mucho y en todas las estaciones, pero sobre todo, crea una relación especial con los delfines con los que baila e inventa actuaciones para los delfinarios (hasta el punto de que la llaman Chica Delfín).En Rimini la ven entrar al mar incluso en enero y febrero.

De izquierda a derecha Jacques Mayol, Angela Bandini y Enzo Maiorca

El mar en invierno

Un chapuzón en el puerto. «Siempre he tenido una relación maravillosa con el agua. A los cinco años mi padre me echó al puerto, bajé sorprendido pero luego me sentí subiendo y superé el miedo. A partir de ese día salimos en su bote y nadamos mar adentro sostenidos por una cuerda. Cuando era mayor, a los 17, también nadaba en invierno con botas y guantes. Una vez estuve rodeado por una jauría de perros callejeros y fui salvado por el perro del delfinario, Rocky, quien no dudó en zambullirse desde una pared de cuatro metros de altura para ayudarme.

Después de conocer a Mayol, Angela lleva una vida muy intensa. Participa en expediciones submarinas en busca de artefactos, se entrega a la publicidad, se convierte en actriz y comienza a hacer deporte. En 1980, junto a la Universidad de Chieti, se trasladó a los Andes y estableció el récord mundial absoluto de buceo de altura: Laguna Huacrachocha, 5000 metros. En 1985, el 14 de septiembre, en la isla de Elba estableció el récord mundial de buceo femenino con 52 metros. En 1989, el 2 de octubre, recuperó este récord en -95 y al día siguiente obtuvo el récord absoluto en 107, superando a su maestro Mayol que había llevado el límite a 105.

La técnica

«¿Cómo lo hice? Bajé con la técnica que me había enseñado Leo Amici, el hombre que con su ejemplo cristiano y sus respuestas a mis preguntas me dio un Dios de certeza, con una técnica médico-científica que ha trastocado el método tradicional y con la fuerza espiritual. que él pudo darme. Cuando estás ahí abajo, puedes medir cinco pies con noventa, pero solo un poco de miedo y quemas el oxígeno que necesitas. Las inmersiones profundas comenzaron por accidente. Estábamos en Elba con Mayol, intentaron bajarme y para sorpresa de todos llegué a los 40 metros ».

Tras el récord de 85, las relaciones con Mayol se enfrían. «¡Y pensé que lo estaba haciendo feliz! En cambio, no quería que lo superara. Por tanto, el récord del 89 se logró gracias a una promesa hecha a Leo Amici y a los Amici del Lago que financiaron la Operación Sirena. Quería demostrar cuán acertada era la técnica que me enseñó mi maestro (que murió en 1986) y sentí que podía bajar el límite. Lo hice todo en 23 días. Todos los días bajaba cinco metros a la vez (excepto el último en el que salté 15 metros) pero escondí a todos la intención de querer también batir el récord masculino. Entonces, en medio de mucho escepticismo y mucho esfuerzo, convoqué a todo el personal para el intento y lo logré. Podía escuchar mis dientes crujir pero no tenía miedo,Llegué al fondo me detuve medio minuto para asegurarme de que los jueces reconocieran mi rostro, solo entonces volví a subir. Después de que termine la historia de la apnea. El mío es el último récord, hasta la fecha, reconocido por las federaciones CMAS y FIPSAS y se acabó la era de los verdaderos aventureros y soñadores románticos ».

Ángela siempre se ha mantenido atada al mar y ha creado un método de enseñanza para superar el miedo al agua y practicar la apnea de forma consciente. “Nunca me cansaré de decir que no debes ir más allá de tus límites. Es importante aprender sobre su cuerpo y cómo reacciona ante los esfuerzos y las dificultades. Esta disciplina requiere mucho autocontrol y equilibrio y hay que ir paso a paso. Así como siempre es mejor bucear en al menos dos … El mar es siempre mi pasión y nunca dejaré de agradecerle a Jacques porque me abrió las puertas de este mundo y me hizo sumergirme en él con todo mi corazón. Tampoco se acabará mi estima por los que me precedieron, que de verdad lo dieron todo en un mundo auténtico que hoy ya no existe ».

La historia de Ángela Bandini también se puede encontrar en el libro «Ángela de los abismos» de Carlo Tedeschi, Edición Dare-I Ragazzi del Lago Algunas de las fotos de este artículo fueron tomadas de este libro.

Pietro Caricato 26 de mayo de 2021

Articulo original: https://www.corriereromagna.it/angela-la-regina-degli-abissi-che-batte-gli-uomini-compie-60-anni/

Desigualdad. Cómo frenar una curva que no para de crecer.

Jason Hickel es antropólogo, economista y profesor titular en Goldsmiths, de la Universidad de Londres. Nació en Swazilandia (ahora Esuatini), país de África austral, cuando sus padres trabajaban en este país como doctores en pleno apogeo de la crisis del sida. Cuenta con una dilatada formación y trayectoria internacional en países como Estados Unidos, India o Londres. Coordina: Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo.

«La pandemia que enfrentamos como sociedad hace visible -y empeora- lo que siempre estuvo ahí: las enormes desigualdades que afectan a la vida de millones de personas en todo el mundo. La Covid-19 ha sacado a la luz no sólo la gran desigualdad entre países sino la que existe dentro de ellos. El profesor, antropólogo y economista Jason Hickel pone sobre la mesa las frágiles redes de protección social, así como la limitación de las políticas públicas.

Esta pandemia ha demostrado que las personas estamos interconectadas y que lo que pasa en otro lugar del mundo nos afecta directamente; igual que lo que ocurre en nuestro entorno también tiene consecuencias para otras personas.»

Hickel, que en la actualidad es miembro del International Inequalities Institute de la London School of Economics, responde en este encuentro a preguntas como qué tipo de políticas deben asumirse para garantizar la protección social, el trabajo decente o los sistemas públicos de salud; o qué medidas nacionales e internacionales deben ponerse en marcha para frenar el crecimiento de las desigualdades en nuestros países y en todo el mundo.

El mundo finalmente ha despertado a la realidad del colapso climático y el colapso ecológico. Ahora debemos hacer frente a su causa principal. El capitalismo exige una expansión perpetua, que está devastando el mundo viviente. Solo hay una solución que conducirá a un cambio significativo e inmediato: DEGROWTH. Si queremos tener la oportunidad de detener la crisis, debemos restablecer el equilibrio. Necesitamos cambiar la forma en que vemos la naturaleza y nuestro lugar en ella, pasando de una filosofía de dominación y extracción a una basada en la reciprocidad y la regeneración. Necesitamos evolucionar más allá de los dogmas del capitalismo hacia un nuevo sistema que sea adecuado para el siglo XXI. Pero, ¿cómo es una sociedad así? ¿Qué pasa con los trabajos? ¿Y la salud? ¿Y el progreso? Este libro aborda estas cuestiones y traza un camino claro hacia una economía poscapitalista. Una economía más justa, más solidaria y más divertida. Una economía que permite el florecimiento humano al tiempo que revierte el colapso ecológico. Una economía que no solo nos sacará de nuestra crisis actual, sino que restaurará nuestro sentido de conexión con un mundo rebosante de vida. Tomando menos, podemos llegar a ser más.


Durante décadas se nos ha contado una historia: que el desarrollo está funcionando, que la pobreza es un fenómeno natural y se erradicará mediante la ayuda para 2030. Pero el hecho de que sea una historia reconfortante no la hace realidad. Los países pobres son pobres porque están integrados en el sistema económico mundial en condiciones desiguales, y la ayuda solo ayuda a ocultarlo.

Basándose en investigaciones pioneras y años de experiencia de primera mano, The Divide rastrea la evolución de la desigualdad global, desde las expediciones de Cristóbal Colón hasta la actualidad, ofreciendo respuestas reveladoras a algunos de los mayores problemas de la humanidad. Es un relato provocativo, urgente y, en última instancia, edificante de cómo funciona el mundo y cómo puede cambiar para mejor.

“La pobreza global no es una característica natural del mundo, sino un producto político”

Entrevista: https://bit.ly/3r4hHk1

Los apneístas de élite tienen niveles de oxígeno cerebral más bajos que las focas

por la Universidad de St Andrews

Crédito : Universidad St Andrews

Los apneístas de élite que bucean sin ayuda en mar abierto tienen niveles de oxígeno en el cerebro incluso más bajos que las focas durante sus inmersiones más profundas, según ha descubierto una nueva investigación de la Universidad de St Andrews.

Los buzos, que alcanzaron una profundidad de 107 metros, tenían niveles de oxígeno en el cerebro que normalmente inducirían a la inconsciencia y tenían frecuencias cardíacas tan bajas como las de focas, ballenas y delfines mientras estaban en el agua.

Los nuevos hallazgos, publicados en Philosophical Transactions of the Royal Society B hoy (lunes 28 de junio de 2021), están ayudando a los científicos a comprender la fisiología de los mamíferos marinos y podrían ayudar a encontrar nuevas formas de tratar a los pacientes cardíacos humanos, así como a aumentar la seguridad de los buceadores en apnea.

Podría proporcionar información sobre cómo los apneístas se han condicionado para tolerar episodios de oxígeno extremadamente bajo y suministro de oxígeno cerebral para ayudar a comprender cómo se podría llevar a cabo el pretratamiento (preacondicionamiento) para los procedimientos quirúrgicos.

Podría ser posible desarrollar estos procedimientos quirúrgicos para mejorar la protección del cerebro y el corazón durante la cirugía cardíaca y para la intervención terapéutica posterior al acondicionamiento después de eventos como un evento cardíaco.

La profesora líder del proyecto Erika Schagatay, de la Universidad de Mid Sweden, que ha investigado el buceo en apnea durante tres décadas, dijo: «Hasta ahora, comprender los efectos en el cerebro y el sistema cardiovascular de estos buceadores excepcionales durante inmersiones tan profundas, y hasta qué punto estos humanos empujan su cuerpos, no fue posible, ya que toda la investigación se realizó durante inmersiones simuladas en el laboratorio.

«El buceador puede llegar a un punto en el que se produce un apagón hipóxico ( bajo nivel de oxígeno ), y el buzo debe ser rescatado. Uno de los principales objetivos de la investigación es advertir al buceador y al personal de seguridad de un apagón inminente».

Usando un dispositivo que funciona de manera similar a un reloj inteligente, usando LED emisores de luz en contacto con la piel para medir la frecuencia cardíaca, el volumen sanguíneo y los niveles de oxígeno en el cerebro, el equipo de la Universidad de St Andrews, Universidad Mid Sweden, Carnegie La Universidad Mellon y la Universidad de Tokio crearon un sistema que podrían usar los mejores buceadores del mundo durante sus inmersiones.

La tecnología biomédica humana portátil puede medir la fisiología de estos atletas de élite en inmersiones hasta profundidades de al menos 107 m.

Los apneístas humanos de élite logran algunas de las hazañas más excepcionales de la resistencia humana, en lo que es uno de los deportes más extremos del mundo. Al realizar inmersiones que duran más de cuatro minutos y alcanzan profundidades de más de 100 m con una sola respiración, los apneístas superan los límites de lo que el cuerpo humano puede tolerar.

El investigador principal, el Dr. Chris McKnight, de la Unidad de Investigación de Mamíferos Marinos (SMRU) de la Universidad de St Andrews, dijo: “Los buzos mostraron respuestas fisiológicas excepcionales durante sus inmersiones.

«Medimos frecuencias cardíacas tan bajas como 11 latidos por minuto y los niveles de oxigenación de la sangre, que normalmente están oxigenados en un 98 por ciento, caen al 25 por ciento, que está mucho más allá del 50 por ciento en el que esperamos que las personas pierdan el conocimiento y equivalen a algunos de los valores más bajos medidos en la cima del monte Everest «.

Crédito : Universidad St Andrews

Un dispositivo de tecnología biomédica humana no invasiva existente, que utiliza espectroscopía de infrarrojo cercano (NIRS), desarrollado por los colaboradores holandeses Artinis Medical Systems, fue adaptado por investigadores de la Universidad de St Andrews para resistir la presión extrema de inmersiones profundas en el mar abierto.

El ingeniero jefe del proyecto Steve Balfour de SMRU Instrumentation en la Universidad de St Andrews, dijo: «Es fantástico estar involucrado en un proyecto de ingeniería tan emocionante y desafiante.

«Ver el producto final descendiendo a tales profundidades y devolviendo datos únicos hace que las noches de insomnio valgan la pena».

El Dr. McKnight agregó: «Más allá de las respuestas fisiológicas excepcionales que muestran los apneístas y los extremos que pueden tolerar, pueden ser un grupo fisiológico muy informativo. Sus reacciones fisiológicas son tan únicas y las condiciones a las que están expuestos no se replican fácilmente, por lo que ofrecen una forma única de comprender cómo responde el cuerpo a la falta de oxígeno en sangre, la baja oxigenación del cerebro y la supresión cardiovascular grave.

«Nuestro instrumento ahora nos permite estudiar respuestas fisiológicas únicas mientras estos increíbles atletas realizan su máximo rendimiento».

La profesora Jana Kainerstorfer, que dirige el laboratorio de biofotónica de la Universidad Carnegie Mellon, dijo: «NIRS es una herramienta poderosa que se ha utilizado ampliamente para medir la función cerebral en sujetos sanos y en poblaciones clínicas.

«Los avances recientes en la miniaturización de dispositivos NIRS han permitido medir la función cerebral en entornos más naturales. La aplicación de NIRS para estudiar la fisiología del buceo es particularmente emocionante y nos ayudará a comprender cómo se puede mantener la función cerebral en condiciones ambientales tan extremas».

Más información: J. Chris McKnight et al, Cuando el cerebro humano se sumerge: uso de espectroscopia de infrarrojo cercano para medir las respuestas cardiovasculares cerebrales y sistémicas al buceo profundo con apnea en apneístas de élite, Transacciones filosóficas de la Royal Society B: Ciencias biológicas (2021). DOI: 10.1098 / rstb.2020.0349Información de la revista: Transacciones filosóficas de la Royal Society B

Proporcionado por la Universidad de St Andrews

Fuente: https://bit.ly/3xkgsiU