Angela Bandini – 107 metros (1989)

Ángela, la reina del abismo que venció a Mayol, cumple 60 años.

Angela Bandini fue una de las pocas mujeres que logró vencer a los hombres en el deporte. Aquí está su historia en un artículo escrito en 2011 en Corriere Romagna.

RIMINI. En octubre de 1989, una chica de Rimini de apenas un metro y sesenta de estatura acaba en periódicos y televisores de todo el mundo: ha establecido un nuevo récord mundial de buceo alcanzando los 107 metros de profundidad en flotabilidad variable. Enzo Maiorca y Jacques Mayol se cancelan.

El 2 de octubre había establecido el récord femenino y al día siguiente, sorprendentemente, también le gana a los hombres. Un acontecimiento trascendental. La “Reina del abismo”, como la bautizan los medios de comunicación, es Angela Bandini. “En realidad”, agrega Ángela, “había bajado a 111 porque la cuerda se había alargado, pero el récord se hizo oficial en 107”.

El sueño de las olimpiadas

¿Cómo comenzó? «Estaba haciendo gimnasia artística, quería ir a los Juegos Olímpicos. Luego me rompí el brazo y tuve que rendirme. Fui una chica decepcionada porque mis sueños se rompieron. Yo era un alma dolorida que buscaba el sentido de la vida. Entonces, casi por casualidad, comencé a frecuentar el delfinario y el mundo de los delfines. Poco después de la llegada de Jacques Mayol y Folco Quilici, estaban trabajando en un documental. Querían filmar una escena con los delfines y una modelo que venía con ellos. Pero se asustó y me pidió que ocupara su lugar. Así fue como empezó una nueva vida para mí ».

Alrededor del mundo. Ángela tenía solo 17 años. Y es precisamente en este período que realiza las reuniones más importantes. Uno ante todo: Leo Amici, el maestro de la vida que creó, apoyado por Maria Di Gregorio, la fundación del Lago de Montecolombo luego realizada por Carlo Tedeschi, una realidad en la que el campeón de buceo estuvo involucrado desde el principio. Angela es aún menor de edad cuando se va a viajar por el mundo con un equipo japonés que está filmando un documental sobre apneístas (“Glaucos”): Grecia, Indonesia, Japón y muchos otros países acaban en los ojos de la niña de Rimini. Aprende a trabajar en la sala de control, modelar y nadar … nada mucho y en todas las estaciones, pero sobre todo, crea una relación especial con los delfines con los que baila e inventa actuaciones para los delfinarios (hasta el punto de que la llaman Chica Delfín).En Rimini la ven entrar al mar incluso en enero y febrero.

De izquierda a derecha Jacques Mayol, Angela Bandini y Enzo Maiorca

El mar en invierno

Un chapuzón en el puerto. «Siempre he tenido una relación maravillosa con el agua. A los cinco años mi padre me echó al puerto, bajé sorprendido pero luego me sentí subiendo y superé el miedo. A partir de ese día salimos en su bote y nadamos mar adentro sostenidos por una cuerda. Cuando era mayor, a los 17, también nadaba en invierno con botas y guantes. Una vez estuve rodeado por una jauría de perros callejeros y fui salvado por el perro del delfinario, Rocky, quien no dudó en zambullirse desde una pared de cuatro metros de altura para ayudarme.

Después de conocer a Mayol, Angela lleva una vida muy intensa. Participa en expediciones submarinas en busca de artefactos, se entrega a la publicidad, se convierte en actriz y comienza a hacer deporte. En 1980, junto a la Universidad de Chieti, se trasladó a los Andes y estableció el récord mundial absoluto de buceo de altura: Laguna Huacrachocha, 5000 metros. En 1985, el 14 de septiembre, en la isla de Elba estableció el récord mundial de buceo femenino con 52 metros. En 1989, el 2 de octubre, recuperó este récord en -95 y al día siguiente obtuvo el récord absoluto en 107, superando a su maestro Mayol que había llevado el límite a 105.

La técnica

“¿Cómo lo hice? Bajé con la técnica que me había enseñado Leo Amici, el hombre que con su ejemplo cristiano y sus respuestas a mis preguntas me dio un Dios de certeza, con una técnica médico-científica que ha trastocado el método tradicional y con la fuerza espiritual. que él pudo darme. Cuando estás ahí abajo, puedes medir cinco pies con noventa, pero solo un poco de miedo y quemas el oxígeno que necesitas. Las inmersiones profundas comenzaron por accidente. Estábamos en Elba con Mayol, intentaron bajarme y para sorpresa de todos llegué a los 40 metros ».

Tras el récord de 85, las relaciones con Mayol se enfrían. «¡Y pensé que lo estaba haciendo feliz! En cambio, no quería que lo superara. Por tanto, el récord del 89 se logró gracias a una promesa hecha a Leo Amici y a los Amici del Lago que financiaron la Operación Sirena. Quería demostrar cuán acertada era la técnica que me enseñó mi maestro (que murió en 1986) y sentí que podía bajar el límite. Lo hice todo en 23 días. Todos los días bajaba cinco metros a la vez (excepto el último en el que salté 15 metros) pero escondí a todos la intención de querer también batir el récord masculino. Entonces, en medio de mucho escepticismo y mucho esfuerzo, convoqué a todo el personal para el intento y lo logré. Podía escuchar mis dientes crujir pero no tenía miedo,Llegué al fondo me detuve medio minuto para asegurarme de que los jueces reconocieran mi rostro, solo entonces volví a subir. Después de que termine la historia de la apnea. El mío es el último récord, hasta la fecha, reconocido por las federaciones CMAS y FIPSAS y se acabó la era de los verdaderos aventureros y soñadores románticos ».

Ángela siempre se ha mantenido atada al mar y ha creado un método de enseñanza para superar el miedo al agua y practicar la apnea de forma consciente. “Nunca me cansaré de decir que no debes ir más allá de tus límites. Es importante aprender sobre su cuerpo y cómo reacciona ante los esfuerzos y las dificultades. Esta disciplina requiere mucho autocontrol y equilibrio y hay que ir paso a paso. Así como siempre es mejor bucear en al menos dos … El mar es siempre mi pasión y nunca dejaré de agradecerle a Jacques porque me abrió las puertas de este mundo y me hizo sumergirme en él con todo mi corazón. Tampoco se acabará mi estima por los que me precedieron, que de verdad lo dieron todo en un mundo auténtico que hoy ya no existe ».

La historia de Ángela Bandini también se puede encontrar en el libro “Ángela de los abismos” de Carlo Tedeschi, Edición Dare-I Ragazzi del Lago Algunas de las fotos de este artículo fueron tomadas de este libro.

Pietro Caricato 26 de mayo de 2021

Articulo original: https://www.corriereromagna.it/angela-la-regina-degli-abissi-che-batte-gli-uomini-compie-60-anni/

Desigualdad. Cómo frenar una curva que no para de crecer.

Jason Hickel es antropólogo, economista y profesor titular en Goldsmiths, de la Universidad de Londres. Nació en Swazilandia (ahora Esuatini), país de África austral, cuando sus padres trabajaban en este país como doctores en pleno apogeo de la crisis del sida. Cuenta con una dilatada formación y trayectoria internacional en países como Estados Unidos, India o Londres. Coordina: Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo.

“La pandemia que enfrentamos como sociedad hace visible -y empeora- lo que siempre estuvo ahí: las enormes desigualdades que afectan a la vida de millones de personas en todo el mundo. La Covid-19 ha sacado a la luz no sólo la gran desigualdad entre países sino la que existe dentro de ellos. El profesor, antropólogo y economista Jason Hickel pone sobre la mesa las frágiles redes de protección social, así como la limitación de las políticas públicas.

Esta pandemia ha demostrado que las personas estamos interconectadas y que lo que pasa en otro lugar del mundo nos afecta directamente; igual que lo que ocurre en nuestro entorno también tiene consecuencias para otras personas.”

Hickel, que en la actualidad es miembro del International Inequalities Institute de la London School of Economics, responde en este encuentro a preguntas como qué tipo de políticas deben asumirse para garantizar la protección social, el trabajo decente o los sistemas públicos de salud; o qué medidas nacionales e internacionales deben ponerse en marcha para frenar el crecimiento de las desigualdades en nuestros países y en todo el mundo.

El mundo finalmente ha despertado a la realidad del colapso climático y el colapso ecológico. Ahora debemos hacer frente a su causa principal. El capitalismo exige una expansión perpetua, que está devastando el mundo viviente. Solo hay una solución que conducirá a un cambio significativo e inmediato: DEGROWTH. Si queremos tener la oportunidad de detener la crisis, debemos restablecer el equilibrio. Necesitamos cambiar la forma en que vemos la naturaleza y nuestro lugar en ella, pasando de una filosofía de dominación y extracción a una basada en la reciprocidad y la regeneración. Necesitamos evolucionar más allá de los dogmas del capitalismo hacia un nuevo sistema que sea adecuado para el siglo XXI. Pero, ¿cómo es una sociedad así? ¿Qué pasa con los trabajos? ¿Y la salud? ¿Y el progreso? Este libro aborda estas cuestiones y traza un camino claro hacia una economía poscapitalista. Una economía más justa, más solidaria y más divertida. Una economía que permite el florecimiento humano al tiempo que revierte el colapso ecológico. Una economía que no solo nos sacará de nuestra crisis actual, sino que restaurará nuestro sentido de conexión con un mundo rebosante de vida. Tomando menos, podemos llegar a ser más.


Durante décadas se nos ha contado una historia: que el desarrollo está funcionando, que la pobreza es un fenómeno natural y se erradicará mediante la ayuda para 2030. Pero el hecho de que sea una historia reconfortante no la hace realidad. Los países pobres son pobres porque están integrados en el sistema económico mundial en condiciones desiguales, y la ayuda solo ayuda a ocultarlo.

Basándose en investigaciones pioneras y años de experiencia de primera mano, The Divide rastrea la evolución de la desigualdad global, desde las expediciones de Cristóbal Colón hasta la actualidad, ofreciendo respuestas reveladoras a algunos de los mayores problemas de la humanidad. Es un relato provocativo, urgente y, en última instancia, edificante de cómo funciona el mundo y cómo puede cambiar para mejor.

“La pobreza global no es una característica natural del mundo, sino un producto político”

Entrevista: https://bit.ly/3r4hHk1

Bienvenidos a Chile

De acuerdo con el informe publicado anualmente por la Organización Mundial del Turismo (OMT) Chile se sitúa en el segundo lugar siendo uno de los países más visitados de Sudamérica y el cuarto de toda Latinoamérica. La afluencia de turistas creció un 26% entre los años 2015 a 2016. Informe: http://www.e-unwto.org/doi/book/10.18…

Lista: 00:01 Presentación 01:00 San Pedro de Atacama 01:44 Valle de la Luna y de Marte 02:04 Geysers del Tatio 02:11 Salar de Tara 03:36 Valle del Elqui 05:33 Viña del Mar 07:45 Valparaiso 10:09 Isla de Pascua 12:45 Santiago de Chile 15:23 Centros de Ski 17:31 Valle Colchagua 19:34 Valdivia 21:23 Lagos & Volcanes 23:24 Pucón 25:08 Cultura Mapuche 25:59 Puerto Varas 28:00 Chiloé 30:15 Torres del Paine 32:25 Carretera Austral

Video By. Chile Travel https://www.youtube.com/user/chiletra…

Licencia de atribución de Creative Commons – https://support.google.com/youtube/an…

Fuente, Canal Youtube: El Clarividente

Los apneístas de élite tienen niveles de oxígeno cerebral más bajos que las focas

por la Universidad de St Andrews

Crédito : Universidad St Andrews

Los apneístas de élite que bucean sin ayuda en mar abierto tienen niveles de oxígeno en el cerebro incluso más bajos que las focas durante sus inmersiones más profundas, según ha descubierto una nueva investigación de la Universidad de St Andrews.

Los buzos, que alcanzaron una profundidad de 107 metros, tenían niveles de oxígeno en el cerebro que normalmente inducirían a la inconsciencia y tenían frecuencias cardíacas tan bajas como las de focas, ballenas y delfines mientras estaban en el agua.

Los nuevos hallazgos, publicados en Philosophical Transactions of the Royal Society B hoy (lunes 28 de junio de 2021), están ayudando a los científicos a comprender la fisiología de los mamíferos marinos y podrían ayudar a encontrar nuevas formas de tratar a los pacientes cardíacos humanos, así como a aumentar la seguridad de los buceadores en apnea.

Podría proporcionar información sobre cómo los apneístas se han condicionado para tolerar episodios de oxígeno extremadamente bajo y suministro de oxígeno cerebral para ayudar a comprender cómo se podría llevar a cabo el pretratamiento (preacondicionamiento) para los procedimientos quirúrgicos.

Podría ser posible desarrollar estos procedimientos quirúrgicos para mejorar la protección del cerebro y el corazón durante la cirugía cardíaca y para la intervención terapéutica posterior al acondicionamiento después de eventos como un evento cardíaco.

La profesora líder del proyecto Erika Schagatay, de la Universidad de Mid Sweden, que ha investigado el buceo en apnea durante tres décadas, dijo: “Hasta ahora, comprender los efectos en el cerebro y el sistema cardiovascular de estos buceadores excepcionales durante inmersiones tan profundas, y hasta qué punto estos humanos empujan su cuerpos, no fue posible, ya que toda la investigación se realizó durante inmersiones simuladas en el laboratorio.

“El buceador puede llegar a un punto en el que se produce un apagón hipóxico ( bajo nivel de oxígeno ), y el buzo debe ser rescatado. Uno de los principales objetivos de la investigación es advertir al buceador y al personal de seguridad de un apagón inminente”.

Usando un dispositivo que funciona de manera similar a un reloj inteligente, usando LED emisores de luz en contacto con la piel para medir la frecuencia cardíaca, el volumen sanguíneo y los niveles de oxígeno en el cerebro, el equipo de la Universidad de St Andrews, Universidad Mid Sweden, Carnegie La Universidad Mellon y la Universidad de Tokio crearon un sistema que podrían usar los mejores buceadores del mundo durante sus inmersiones.

La tecnología biomédica humana portátil puede medir la fisiología de estos atletas de élite en inmersiones hasta profundidades de al menos 107 m.

Los apneístas humanos de élite logran algunas de las hazañas más excepcionales de la resistencia humana, en lo que es uno de los deportes más extremos del mundo. Al realizar inmersiones que duran más de cuatro minutos y alcanzan profundidades de más de 100 m con una sola respiración, los apneístas superan los límites de lo que el cuerpo humano puede tolerar.

El investigador principal, el Dr. Chris McKnight, de la Unidad de Investigación de Mamíferos Marinos (SMRU) de la Universidad de St Andrews, dijo: “Los buzos mostraron respuestas fisiológicas excepcionales durante sus inmersiones.

“Medimos frecuencias cardíacas tan bajas como 11 latidos por minuto y los niveles de oxigenación de la sangre, que normalmente están oxigenados en un 98 por ciento, caen al 25 por ciento, que está mucho más allá del 50 por ciento en el que esperamos que las personas pierdan el conocimiento y equivalen a algunos de los valores más bajos medidos en la cima del monte Everest “.

Crédito : Universidad St Andrews

Un dispositivo de tecnología biomédica humana no invasiva existente, que utiliza espectroscopía de infrarrojo cercano (NIRS), desarrollado por los colaboradores holandeses Artinis Medical Systems, fue adaptado por investigadores de la Universidad de St Andrews para resistir la presión extrema de inmersiones profundas en el mar abierto.

El ingeniero jefe del proyecto Steve Balfour de SMRU Instrumentation en la Universidad de St Andrews, dijo: “Es fantástico estar involucrado en un proyecto de ingeniería tan emocionante y desafiante.

“Ver el producto final descendiendo a tales profundidades y devolviendo datos únicos hace que las noches de insomnio valgan la pena”.

El Dr. McKnight agregó: “Más allá de las respuestas fisiológicas excepcionales que muestran los apneístas y los extremos que pueden tolerar, pueden ser un grupo fisiológico muy informativo. Sus reacciones fisiológicas son tan únicas y las condiciones a las que están expuestos no se replican fácilmente, por lo que ofrecen una forma única de comprender cómo responde el cuerpo a la falta de oxígeno en sangre, la baja oxigenación del cerebro y la supresión cardiovascular grave.

“Nuestro instrumento ahora nos permite estudiar respuestas fisiológicas únicas mientras estos increíbles atletas realizan su máximo rendimiento”.

La profesora Jana Kainerstorfer, que dirige el laboratorio de biofotónica de la Universidad Carnegie Mellon, dijo: “NIRS es una herramienta poderosa que se ha utilizado ampliamente para medir la función cerebral en sujetos sanos y en poblaciones clínicas.

“Los avances recientes en la miniaturización de dispositivos NIRS han permitido medir la función cerebral en entornos más naturales. La aplicación de NIRS para estudiar la fisiología del buceo es particularmente emocionante y nos ayudará a comprender cómo se puede mantener la función cerebral en condiciones ambientales tan extremas”.

Más información: J. Chris McKnight et al, Cuando el cerebro humano se sumerge: uso de espectroscopia de infrarrojo cercano para medir las respuestas cardiovasculares cerebrales y sistémicas al buceo profundo con apnea en apneístas de élite, Transacciones filosóficas de la Royal Society B: Ciencias biológicas (2021). DOI: 10.1098 / rstb.2020.0349Información de la revista: Transacciones filosóficas de la Royal Society B

Proporcionado por la Universidad de St Andrews

Fuente: https://bit.ly/3xkgsiU

Humano (Documental)

“Humano” es una película documental que narra el viaje de un joven a las montañas andinas, acompañado solamente por una cámara, doscientas preguntas y las ansías de descubrir el origen del hombre.

En Q’eros se encuentra con un chaman que le explicará que antes de responder sus dudas, él deberá aprender a ser Humano.

Humano is a documentary that narrates the journey of a young man to the Andes mountains, accompanied only by a camera, two hundred questions and the yearning to discover the origin of man. In Q’eros he meets a shaman who will explain him that before answering his questions, he must learn to be human.

Documental Completo : https://bit.ly/365IrqG

Respira profundamente y controlarás tu mente: lo dice la ciencia

Demuestran científicamente que cambiar la forma de respirar cambia la actividad del cerebro, que es la base del Yoga.

Uno puede optar por respirar profundamente para concentrarse más o para afrontar una situación de gran estrés. Respirar de forma calmada y pausada ante un ataque de pánico. Inspirar y expirar aceleradamente para activarse, o hacerlo muy lentamente para relajarse. Son prácticas habituales en el yoga, en el deporte de élite o en profesiones que requieren una máxima concentración para afinar la precisión. Y todas estas prácticas tienen ahora el aval de la ciencia médica.

La forma en la que respiramos influye directamente en la actividad cerebral, porque la respiración tiene conexiones directas con distintas partes de la corteza cerebral, donde se gesta el pensamiento, la percepción o la imaginación; es la zona del cerebro que está implicada en los procesos de aprendizaje, la atención y la memoria.

Respiración consciente

Por primera vez, una investigación médica, publicada en la prestigiosa revista Journal Neurophysiology , acaba de avalar científicamente que el cerebro reacciona de forma distinta cuando cambiamos voluntariamente la manera de respirar, porque la actividad cerebral cambia si respiramos profundamente o si bien lo hacemos sin más, de forma automática. “Nuestros datos respaldan el vínculo entre la respiración y la actividad cerebral, proponiendo los ritmos respiratorios como un principio organizador de las oscilaciones que se producen e n la corteza del cerebro humano”, concluye la investigación.

El yoga y la meditación lo llevan a la práctica

El yoga y la meditación siempre han asegurado que trabajar la respiración de forma consciente tiene consecuencias directas sobre lo que pasa en el cerebro, por lo que aprender a respirar mejor sostienen ayuda a sentirse mejor, a intentar controlar lo que sucede en nuestra mente.
“Es lo que hemos aprendido y lo aplicamos con las personas, y vemos que funciona. Observas cómo el estado emocional afecta a la respiración, y puede llegar a bloquearla, y cómo la respiración afecta el estado emocional”, destaca Xavier Punsola, profesor de yoga.

Respirar más rápido o más profundamente de forma voluntaria, una capacidad propia de los humanos, o hacerlo sin control ante un ataque de angustia, implica distintas partes de nuestro cerebro, inaccesibles, y esto abre una sinfín de potencialidades, para aprender a controlar mejor nuestras emociones o entender algunas reacciones del comportamiento humano.

El aval de la ciencia“Ya se sabía que a través de las técnicas de relajación se podía disminuir la parte de respuesta emocional; se sabía empíricamente, pero ahora tenemos evidencias científicas de por qué esto está funcionando. Ya sabíamos qué servían en la práctica; ahora tenemos la primera prueba que demuestra por qué funciona”, destaca el doctor en Neurociencias Diego Redolar, profesor de Neuropsicología en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y codirector del grupo de investigación CNIT (Cognitive Neurolab).

Cinco investigadores estadounidenses firman el artículo científico Respirar por encima del tronco cerebral: control volitivo y modulación atencional , donde se recogen las conclusiones de esta investigación liderada por José L.Herrero (The Feinstein Institute for Medical Research, en Nueva York), junto Simon Khuvis, Erin Yeagle, Moran Cerf y Ashesh D.Mehta, reputado neurocirujano del Hospital Universitario NorthShore, en Long Island (Nueva York). “Es muy novedoso porque da un paso adelante, da fuerza científica a los mecanismos cerebralesimplicados en las técnicas de meditación y relajación focalizadas en la respiración, como el yoga. El estudio demuestra que a través de la respiración podemos trabajar la atención, la memoria o el control emocional; da una evidencia científica muy potente a las técnicas que inciden en el control de la respiración”, destaca el doctor Redolar.

“El estudio demuestra que a través de la respiración podemos trabajar la atención, la memoria o el control emocional” Diego Redolar , Investigador Cognitive Neurolab UOC

La investigación es pionera porque ha analizado internamente la a ctividad neuronal, con electrodos implantados en el cerebro de seis pacientes tratados por epilepsia que no respondían al tratamiento médico, y ha probado que la actividad cerebral cambia cuando respiramos de una forma u otra. Hasta ahora la relaciónentre la respiración y la actividad en la corteza cerebral se había visto en ratones, pero nunca hasta ahora en humanos, mucho más complejo por la dificultad de ver qué sucede dentro del cerebro.

“Es necesario utilizar técnicas de electroencefalografía intracraneal, porque las técnicas convencionales de imagen se quedan cortas, mo puedes llegar a ver estas fluctuaciones”, destaca el doctor Redolar (UOC). Por ello para esta investigación se ha aprovechado que había seis pacientes que tenían que ser operados para tratar una epilepsia refractaria y ya se tenía que intervenir su cerebro quirúrgicamente.

El estudio diferencia dos tipos básicos de respiración, la que denomina volitiva y la atencional. Dicho de un modo más simple, la respiración que realizamos de forma automática, inconsciente, y la que hacemos de manera profunda, consciente, cuando respiramos por ejemplo para intentar tranquilizarnos o para meditar.

Respirar profundamente y de forma consciente ayuda a tranquilizarnos y mejora la concentración

Respiramos poco y mal

Respiramos unas veinte mil veces al día, pero respiramos mal, a menudo sin saberlo. “Como sociedad respiramos con un 30% de nuestras capacidades, es curioso de ver; los bebés tienen una respiración larga, respiran por la barriga, es una respiración abdominal y con el diafragma, que es donde hay más rendimiento para absorber energía y oxígeno”, detalla Punsola. Los adultos respiran más por la parte alta de la caja torácica, que es donde hay menos rendimiento respiratorio, ya que las tensiones se acumulan en la zona abdominal e impiden que respiremos como lo hacen los bebés, libres de preocupaciones.

“No respiramos mal porque sí, tenemos poca conciencia respiratoria y respiramos como podemos, para sobrevivir, es una respiración de subsistencia; la otra forma sería respirar más profundamente, para vivir mejor, de forma consciente. En el yoga vemos que así puede cambiar el estado de ánimo, puedes afrontar los problemassin involucrarte mentalmente en cada situación como si fuese lo último que te tiene que pasar en la vida”, añade el profesor de yoga.

Entender y dirigir mejor las técnicas de respiración

La neurociencia hace mucho tiempo que está estudiando las bases neuralesde la respiración, analizando qué sucede en el sistema nervioso y las neuronas cuando respiramos. Hace mucho tiempo que ya se conoce que el control básico de la respiración se produce en el tronco del encéfalo, donde se controlan todas las funciones vitales claves, como el ritmo cardíaco, la respiración o el control de muchas de las funciones fisiológicas. Por esta razón, una lesión grave en el tronco del encéfalo puede provocar la muerte inmediata.

La respiración es por tanto una función inconsciente que nos dice mucho sobre el estado mental. En momentos de estrés y angustia, la respiración es corta y acelerada, en momentos de relajación, de paz y tranquilidad, se afina y se hace larga y profunda. Ahora se ha visto que cuando respiramos profundamente cambia la respiración y cambia la actividad en la corteza del cerebro.

Una razón científica de peso para entender por qué con técnicas orientadas a controlar la respiración podemos aprender a controlar mejor las emociones, la concentración o la capacidad de memorizar. Si se conoce mejor qué sucede en el cerebro, se podrá mejorar en un futuro la aplicación de los ejercicios y técnicas que promueven el control de la respiración y hacerlo en base a la ciencia médica.

“Conociendo mejor la implicación de las redes neuronales se podría potenciar una técnica u otra en función de la problemática a abordar, porque ahora que se sabe qué áreas se están reclutando en el cerebro humano, se podrían dirigir las técnicas en función del objetivo”, prevé el Redolar.

Coger más aire para estar más serenos

Las neuronas toleran muy mal la falta de glucógeno y de oxígeno, empiezan a morir rápidamente en pocos segundos. El sistema vascular y el cardiorrespiratorio están muy regulados por el sistema nervioso. Conociendo la vinculación entre el sistema nervioso y cardiorrespiratorio, a través de la respiración se puede influir sobre el funcionamiento del sistema nervioso.

“La respiración consciente es un entrenamiento, debemos ser conscientes de cómo se organiza la musculatura que interviene y trabajarla. La respiración completa –que busca utilizar el 80-85% de la capacidad respiratoria– no es una respiración natural, pero en un momento dado nos puede ayudar a serenarnos: absorber más aire y oxígeno para ver las cosas desde otra perspectiva”, explica Punsola.

Y cuando la respiración se hace consciente, nos permite conectar con el momento presente y con nuestro cuerpo y mente. “La respiración es la clave de la conexión entre cuerpo y mente”, destaca Ivette Gutiérrez, profesora de yoga y experta en gestión del estrés. Y añade que tomar conciencia de cómo es nuestra respiración nos ayudará a calmarnos en momentos estresantes o de alta intensidad emocional. “Modificando la respiración para hacerla más fina y tranquila podremos reducir las reacciones impulsivas de las que muchas veces nos arrepentimos. La dispersión mental que también causa el estrés puede reducirse con la práctica de respiración consciente”, enfatiza Gutiérrez.

“Modificando la respiración para hacerla más fina y tranquila podemos reducir las reacciones impulsivas”

Ivette Gutiérrez
Profesora de yoga

Lo que ahora avalan los científicos hace mucho tiempo que lo llevan a la práctica los yoguis. Una de las bases del yoga es justamente el control del flujo respiratorio, lo que se denomina pranayama, que consta de tres movimientos: inspiración, expiración y retenciones de la respiración. “Los Yoga Sutra de Pantanjali, los textos más antiguos e importantes sobre el yoga, afirman que la práctica regular de pranayama (respiración) reduce los obstáculos que impiden la percepción clara, destacando así la profunda relación entre respiración y mente”, añade Gutiérrez. Y recuerda que además, si se observa y concentra la atención en la respiración, sus fases y su duración, “es una forma de meditación que nos aporta grandes beneficios que a día de hoy ya se han comprobado científicamente”, apostilla la profesora de yoga.

Artículo Original: https://www.lavanguardia.com

Sin Miedo

Sin miedo sientes que la suerte está contigo
Jugando con los duendes, abrigándote el camino
Haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido
Mejor vivir sin miedo

Sin miedo, lo malo se nos va volviendo bueno
Las calles se confunden con el cielo
Y nos hacemos aves, sobrevolando el suelo
Así, sin miedo, si quieres las estrellas, vuelco el cielo
No hay sueños imposibles ni tan lejos
Si somos como niños
Sin miedo a la locura, sin miedo a sonreír

Sin miedo sientes que la suerte está contigo
Jugando con los duendes, abrigándote el camino
Haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido
Mejor vivir sin miedo

Sin miedo, las olas se acarician con el fuego
Si alzamos bien las yemas de los dedos
Podemos de puntillas tocar el universo
Así, sin miedo, las manos se nos llenan de deseos
Que no son imposibles ni están lejos
Si somos como niños
Sin miedo a la locura, sin miedo a ser feliz

Sin miedo sientes que la suerte está contigo
Jugando con los duendes, abrigándote el camino
Haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido
Mejor vivir sin miedoLo malo se nos va volviendo bueno
Si quieres las estrellas, vuelco el cielo
Sin miedo a la locura, sin miedo a ser feliz

Sin miedo sientes que la suerte está contigo
Jugando con los duendes, abrigándote el camino
Haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido
Mejor vivir sin miedoSin miedo, sin miedo sientes que la suerte está contigo
Jugando con los duendes, abrigándote el camino
Haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido
Mejor vivir sin miedo

Sin miedo sientes que la suerte está contigo
Jugando con los duendes, abrigándote el camino
Haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido
Mejor vivir sin miedo’Jor vivir,

‘jor vivir sin miedo
‘Jor vivir, ‘jor vivir sin miedo
‘Jor vivir, ‘jor vivir sin miedo
¡Mejor vivir sin miedo!

‘Jor vivir, ‘jor vivir sin miedo
‘Jor vivir, ‘jor vivir sin miedo
‘Jor vivir, ‘jor vivir sin miedo


¡A ver cómo suena aquí, esta noche!’Jor vivir, ‘jor vivir sin miedo
‘Jor vivir, ‘jor vivir sin miedo
‘Jor vivir, ‘jor vivir sin miedo
¡Mejor vivir sin miedo!

Xibalbá AIDA Competition 2021

01 al 06 de Abril , Cenote UCÍL, Cenotillo , Yucatán , México.

Hasta una semana antes de la fecha del viaje no sabía si me subía al avión, debido a todo lo que estamos viviendo en el país., en especial por la pandemia. Sin embargo, mi voz interior me gritaba que tenía que hacerlo. Cancelar un viaje, significa entre otras cosas , perder dinero, sentir frustración y varios sentimientos negativos que he experimentado  anterioremente y que se pasan rápido, pero, también significaba por esta vez perder la oportunidad de conocer un lugar único en el mundo para practicar Freediving.

Llegar no fue sencillo, nada que valga la pena en la vida lo es.  Esperar los resultados de test covid antes de subir al avión, aumentaba la cuota de estrés que a estas alturas ya era natural.  Santiago – Panamá – México , una noche en Cancún y luego el último tramo por tierra Cáncún – Valladolid – Cenotillo (100 km. en un taxi) … sali el Domingo de mi país, llegué a mi destino el día Martes hecho bolsa…

Sin duda, un viaje muy agotador, más de lo que había proyectado en mi mente, sobre todo si lo que vas a hacer es  una actividad que demanda que tu cuerpo y tu cabeza estén descansados, pero, si fuera fácil cualquiera lo haría ¿no?

Bienvenido a Cenotillo

Estaba muy ansioso, como un niño que espera su regalo de navidad, esa misma tarde quería conocer el Cenote,  ese lugar que tanto había observado en videos y fotos , solo estaba a  2 km.  de distancia.

Gracias a la coordinación con los organizadores , Luis , el primer apneista de Cenotillo y alumno de Lemus,  me fue a buscar en una moto, en poco más de 5 minutos llegamos al lugar…un bosque en medio de la selva Yucateca, sin muchos letreros, un camino de tierra , nos detenemos y me dice : “Llegamos”  Al mirar buscaba agua y solo observaba árboles… cuidado…  me asomo y veo hacia abajo a unos 15 mtrs o 20 mtrs el agua, una piscina natural en medio del bosque… acompáñame…  a mi derecha árboles y una bajada entre las rocas que llevaban al interiror , por una escalera de madera hasta el agua… simplemente alucinante. Todo el esfuerzo realizado para llegar a este lugar era recompensado en pocos segundos, con solo estar ahí, en ese silencio absoluto que producen ese ambiente, estaba pagado.

Ese fue mi primer encuentro con el Cenote Úcil… con Xibalba, la entrada al inframundo Maya.

…esto recién comienza.